• LUXURY LEOPARDS

Salud del gato bengalí

SALUD DEL GATO BENGALÍ.


Cualquier gato es susceptible de desarrollar problemas de salud genéticos, al igual que las personas podemos heredar enfermedades. Cualquier criador que diga que su raza no tiene problemas genéticos o de salud, o está mintiendo, o no conoce bien la raza. Huye de cualquier criador que no ofrece garantía de salud para los gatitos bengalí, o que te diga que la raza es 100 por cien saludable y no tiene problemas conocidos, o que te diga que sus gatitos bengal están apartados en otra zona de la casa por motivos de salud.

Los gatos bengalís tienen algunos problemas de salud que pueden ser una preocupación, especialmente si no eres cuidadoso al escoger a quién comprar un bengalí. Hoy ya hay tests de ADN disponibles para apartar a los gatos bengalí afectados del programa de cría. Algunas de estas pruebas se hacen en España, pero otras solo se pueden realizar en EEUU, y en caso de que un gato dé positivo en alguna de las pruebas, esto significa que los criadores no podemos mantenerlo en nuestro programa de cría (aunque muchos criadores lo hacen, debes asegurarse de esto y pedir siempre garantías sanitarias a tu criador), pero de esta manera podemos ofrecer la máxima garantía a nuestros clientes. Mediante los tests efectuados a nuestros gatos bengalí, en nuestro criadero de gato bengalí LUXURY LEOPARDS podemos ofrecer ejemplares sanos y libres de enfermedades genéticas, que solo un criador oficial y dedicado puede dar. Además, como parte de nuestro servicio post-venta, también estamos siempre totalmente disponibles para nuestros clientes, para que puedan saber cómo proceder con cualquier problema de salud que el gato bengalí pueda tener. A continuación, para que puedas entender las razones por las que testamos a nuestros gatos bengalí antes de iniciar un programa de cría, enumeramos las enfermedades genéticas principales que el gato bengalí puede desarrollar y que hoy en día se pueden testar, en éstas, todos nuestros gatos han dado resultados negativos y “normal”:


PKD / Quistes en el Riñón: La enfermedad poliquística renal (PKD) es un trastorno hereditario que produce formación de quistes (bolsas llenas de líquido) en los riñones del gato bengalí. Estos quistes están presentes desde el nacimiento. Al principio son muy pequeños pero van creciendo con el tiempo y pueden llegar a dañar el riñón. Cuando esto sucede, el riñón no puede trabajar más y se produce un fallo renal. Los quistes generalmente crecen lentamente, de modo que la mayoría de los gatos bengalí afectados no muestran signos de enfermedad renal hasta que son adultos, normalmente a los siete u ocho años. No obstante, hay algún gato bengalí que desarrolla la enfermedad renal a una edad temprana. Desafortunadamente no existe ningún tratamiento que pueda prevenir el desarrollo del fallo renal en un gato bengalí que está afectado de PKD. Los quistes están presentes desde el nacimiento, no se pueden extirpar, ni se puede impedir que crezcan, y muchas veces desencadenan la muerte prematura del gato.

PKDeficiency / Pérdida de Glóbulos Rojos en la Sangre: La Deficiencia en Piruvatocinasa se traduce en la ausencia de la enzima piruvatocinasa produciendo una destrucción precoz de los glóbulos rojos del gato bengalí. Como consecuencia se produce una anemia más o menos grave según cada gato bengalí. Los síntomas son los de una anemia clásica: letargo, diarrea, mucosas pálidas, pérdida de apetito, pérdida de peso, ictericia y trastornos en el comportamiento alimenticio del gato bengalí.

PRA-b / Atrofia Progresiva de la Retina: Se trata de una enfermedad hereditaria que causa degeneración irreversible de la retina y déficit visual severo en el gato bengalí, casi siempre con ceguera total.

HCM / Engrosamiento de las Paredes del Corazón: Esta enfermedad hereditaria, llamada Cardiomiopatía Hipertrófica, es una enfermedad en la que el músculo del corazón del gato bengalí (miocardio) tiene un engrosamiento anormal (hipertrofia). El engrosamiento del músculo del corazón puede dificultar que este último bombee sangre y provocar una muerte repentina del gato bengalí. Es la enfermedad del corazón más frecuente en los gatos, por lo cual solo se debe criar con ejemplares bengalí testados por profesionales, que hayan dado un resultado NORMAL.

Leucemia Felina / FeLV: Retrovirus que afecta a los gatos bengalí y que puede llegar a ser mortal, contagioso mediante la saliva y secreciones nasales. Aunque existe vacuna contra la enfermedad, esto no garantiza la supervivencia del gatito bengalí afectado. Los signos y síntomas de la infección del virus de la leucemia felina son bastante variados e incluyen pérdida del apetito, deficiencias en el pelaje, infecciones de la piel, la vejiga y el tracto respiratorio, enfermedades bucodentales, convulsiones, linfadenopatía, (aumento de tamaño de los ganglios linfáticos), lesiones en la piel, fatiga, fiebre, pérdida de peso, estomatitis, gingivitis, dejar de usar la caja de arena, pancitopenia, aseo pobre, enfermedades bacterianas y virales recurrentes, anemia, diarrea, e ictericia. Recomendaciones: Tener todos los ejemplares de gato bengalí vacunados contra la enfermedad y repetir la vacuna una vez al año. Normalmente la vacuna estándar es la trivalente (de virus activado), sin embargo la vacuna que en LUXURY LEOPARDS utilizamos con nuestros gatitos bengalís protege contra 5 enfermedades, en lugar de solo 3, y es menos dañina para el sistema inmunológico del gato bengalí porque es de virus inactivado. Todos nuestros gatos bengalí están perfectamente vacunados, más allá de lo que solicita la ley, para que nuestros gatos bengalí tengan el mejor estado de salud posible.


FIV / Virus de la Imnunodeficiencia Felina: El virus de la inmunodeficiencia afecta a las células del sistema inmunológico del gato bengalí (glóbulos blancos o leucocitos) destruyéndolos o dañándolos. Esto causa un deterioro gradual de la función inmunológica del gato bengalí. Los gatos bengalí afectados con esta enfermedad presentan signos clínicos muy similares al virus de la Inmunodeficiencia humana (VIH), conocido como SIDA, e igual que ésta, es una enfermedad potencialmente mortal para el gato bengalí.

En las enfermedades que son heredadas como un carácter autosomal recesivo, los gatos bengalí pueden encontrarse bajo tres condiciones:

-Pueden estar libres (genotipo N/N o homocigoto normal) significando que no son portadores de la mutación y que no la desarrollarán. Teniendo en cuenta que no pueden transmitir la mutación a su descendencia, estos gatos bengalí pueden ser cruzados con cualquier otro gato bengalí.

-Un gato bengalí que tenga la copia del gen PRCD con la mutación y una copia sin la mutación es llamado portador o heterozigoto (genotipo N/PRA); mientras que no va a estar afectado por la enfermedad PRCD-PRA, sí que puede transmitir la mutación a su descendencia, y es por ello que este gato bengalí debe ser cruzado sólo con otro gato bengalí testado libre de la enfermedad (N/N).

-Los gatos bengalís positivos, que desarrollan esta forma de la enfermedad PRA tienen dos copias del gen PRCD con la mutación (genotipo PRA/PRA); ellos siempre pasarán el gen mutado a la descendencia, además de padecer ellos mismos la enfermedad. Un criador que teste a sus gatos bengalíes y excluya del programa de cría a los gatos bengalíes portadores, o los cruce con gatos bengalíes negativos, nunca tendrá gatos bengalíes positivos, y por lo tanto nunca tendrá gatos bengalíes que sufran estas enfermedades.


Es muy importante, por tanto, que los gatos bengalí que compremos estén SIEMPRE testados, pues aunque un gato bengalí sin testar pueda salir más económico en un inicio, el riesgo de que salga mucho más caro a la larga es muy alto, y de que nuestro querido gatito bengalí muera a causa de una enfermedad mortal. No hay duda de que TODOS los criadores de bengalís deberían testar a sus gatos de las enfermedades anteriormente mencionadas, no hacerlo así sería una práctica irresponsable. Aún así, la mayor parte de los criadores de gato bengalí no efectúan estas pruebas a sus gatos bengalí, por lo que es de vital importancia que huyas de aquellos criadores que te ofrecen sus gatos bengalí a precios de 400€ ó 600€, que nunca te ofrecen garantías sanitarias. Un gato bengalí con sus tests de ADN hechos nunca te valdrá menos de 1.000€ independientemente del criador, busca muy bien a qué criador bengalí comprar tu gatito.



En la imagen, KORA de LUXURY LEOPARDS, un ejemplar de gato bengalí sano y de gran calidad de rosetas y colores.



Además de las enfermedades genéticas, hay algún otro problema de salud del gato bengalí que debería tener en cuenta?

Sí, algo a tener en cuenta es que los gatos bengalís tienen mucha tendencia a desarrollar problemas intestinales, sobre todo cuando todavía no son adultos. Que el gato bengalí comience a tener heces más blandas, o incluso perder el apetito o vomitar, puede significar una alteración intestinal, en la mayor parte de los casos no será necesario hacerle ningunas pruebas ni análisis, pero sí debemos tratar cuanto antes de restablecer la flora intestinal del gato bengalí. Habla con tu veterinario para tratar de resolver el problema. Siempre y cuando estas alteraciones no duren más de una semana, no debes alarmarte.




© 2023 by Urban Artist. Proudly created with Wix.com